14 enero 2021

Reseña: La Ciudad de Humo | Miguel Ángel Pulido | Terror y Nada Más

Como ya he comentado en diferentes ocasiones, el terror abarca un abanico muy amplio. Dentro del género, podemos encontrar una extensa gama de variedad de historias. No penséis que todo el terror es desagradable y grotesco. Existen relatos en los que el horror combina con otros géneros, como el humor o el suspense o puede tener una alta carga dramática.

En esta clasificación, hay un importante lugar para el terror emotivo: Historias que conmueven, en las que la inquietud propia del terror enlaza con un plano más sentimental.

Un buen ejemplo de todo lo mencionado, es una ficción sonora que reseño hoy en mi blog. Se titula «La Ciudad de Humo», escrita y dirigida por Miguel Ángel Pulido de Terror y Nada Más

A continuación, os invito a escuchar dicho audio-relato, os hablo sobre su autor y, más abajo, tenéis mi reseña :). 

Ficción Sonora: La Ciudad de Humo


Carlos huye cada día de su casa al acabar sus deberes para intentar correr alguna aventura lejos de sus sobreprotectores padres. Para él, todos los días son iguales, y reza para que algo extraordinario acontezca y le aleje de la rutina en su pequeña aldea. Una tarde, divisa una columna de humo negro muy diferente a las que emergen sin descanso de la Ciudad de Humo. No se lo piensa dos veces; sabe que algo raro está ocurriendo y no está dispuesto a perdérselo.

Autor: Miguel Ángel Pulido


Miguel Ángel Pulido Vega (Madrid, 6 de agosto de 1978). Su inquietud por escribir comenzó cuando tenía apenas once o doce años y había devorado libros de aventuras y fantasía como El Señor de los Anillos, El Mundo Perdido o La Guerra de los Mundos, y sobre todo, se inició en el género de terror con maravillosos libros como Drácula o Frankenstein.

Miguel Ángel nos cuenta: 

"En esa época no hice más que intentar emular las historias que había leído, tratando de crear mis propias aventuras; pero todo resultaba ser un batiburrillo de ideas extraídas de uno u otro libro que nunca llegaron a convertirse en nada.

Más adelante, cuando ya era fiel lector de grandes del género como Poe o Lovecraft, entre muchos otros, y al escuchar programas radiofónicos como Sobrenatural o Historias de RNE, fue cuando me planteé en serio ponerme manos a la obra y crear mis primeros relatos. Fue así como surgió Extrañamente Unidos, una historia de fantasía onírica con una fuerte inspiración lovecraftiana, que además fue mi primer relato transformado en ficción sonora."

A partir de aquí, toda su actividad estuvo y sigue estando ligada al proyecto de audioficciones Terror y Nada Más y al propio Antonio Reverte, pues cada una de las historias que iba creando, estaban destinadas a convertirse en ficciones sonoras. 

"De ésta época podría destacar Una Habitación en Penumbra, mi particular homenaje a Poe; y cómo no, Un Nuevo Orden, una historia de terror ambientada en Navidad y también influenciada por la imaginería lovecraftiana, aunque esta vez como una historia original, donde el Horror Cósmico es tan solo el trasfondo para contar una historia propia."

Durante unos años, estuvo alejado de la escritura y se dedicó más a adaptar historias de otros autores para Terror y Nada Más, aunque escribió el primero de los relatos de lo que se convertiría en la Saga del Mar, titulado Renacer.

"Y finalmente llegamos al momento clave, donde tras la incorporación de Mariano Bascón a Terror y Nada en 2016, logramos alcanzar así el momento más estable y de crecimiento del proyecto, al que me reincorporé como productor de ficciones sonoras con más fuerzas y ganas a finales de 2018 —ya que entre 2016 y 2018 prácticamente solo participé como intérprete— junto a Antonio y Mariano, comenzando así la etapa más activa en cuanto a creación de audioficciones. Empecé a crear guiones más que relatos per se, siendo así como vieron la luz historias sonoras como Encuentro a Medianoche, La Noche más Larga, Celda A-32, El Último Superviviente o la propia Ciudad de Humo; ficciones más elaboradas, con más personajes y con un sentido de la narrativa a caballo entre lo literario y lo cinematográfico que he intentado mantener hasta este mismo instante en el que estoy trabajando en otras tantas historias nuevas, tratando de jugar con distintos géneros y estilos, pero siempre siendo fiel a mi propio estilo."

(Click en la imagen para acceder a todas sus ficciones sonoras).


Mi reseña sobre
 La Ciudad de Humo



"La Ciudad de Humo", de Miguel Ángel, me ha parecido muy buena historia. Sin duda estamos ante una ficción sonora de terror emotivo, capaz tanto de inquietar como de sumirnos en un estado de tristeza según ciertas circunstancias de la trama.

El comienzo de ficción sonora es afable y nos presenta a unos personajes con los que empatizamos enseguida, que se moverán en ese escenario que es la propia “Ciudad de Humo”. Una de las características que más me ha gustado es que nos va mostrando una serie de incógnitas, tales como la propia ciudad o el padre de Carlos, que se irán desvelando poco a poco, manteniendo al oyente en vilo hasta el desenlace. 

Otro de los puntos fuertes lo veo en los diálogos. Se crea un juego muy original y dinámico que aún dota de más personalidad a los personajes. La atmósfera, los intérpretes y todo el apartado de sonido (música, efectos…) se funden en perfecta armonía para recrear este relato y transmitir un amplio espectro de sensaciones a quienes escuchamos la ficción sonora y, entre todo, queda una historia muy viva, que cala profundamente en el oyente. Un gran trabajo. Una historia que volveré a escuchar sin duda. ¡Enhorabuena a todo el equipo! 

A partir aquí, voy a seguir comentando con SPOILERS. ¡OJO! ¡SPOILERS!

La verdad es que no puedo evitar comentar esta historia un poco más allá porque me ha gustado bastante; así que, habiendo avisado de spoilers (otra vez), ¡allá voy! Hay una gran cantidad de detalles en esta ficción sonora que la enriquecen de una forma fascinante. Destaco algunos: La naturalidad en los diálogos y, sobre todo, los juegos de palabras. Me parece brillante la escena en la que Juan (Carlos) está en la casa de Carlos (niño). Además de destilar esta parte una notable tensión, llevada a cabo por el padre (aquí llegamos advertidos por el propio hijo sobre él y esto incrementa esta sensación), los diálogos me han parecido magníficos. Ese momento en el que habla Juan (Carlos), confuso, cómo le responde a los demás, cómo se crea ese engranaje, esa situación, lo que dice uno, lo que dice el otro… ¡Está trabajadísimo! 

Por otra parte, el guion tiene una estructura muy clara, con lo que es muy fácil seguir la historia y meterse de lleno en ella desde el primer momento hasta el final, cuando se terminan de desvelar paulatinamente todas las incógnitas. Aquí hay otro juego que me ha gustado: Si bien desde el principio vemos la historia desde el punto de vista del niño, siendo “Juan” quien va conociendo sobre su entorno, aquí da un pequeño giro y Carlos (niño) también debe ir descubriendo qué está pasando ,y junto a él, el propio oyente. Desde el punto de vista de uno y del otro vamos conociendo el misterio del relato y estos personajes son tan carismáticos (las voces además ayudan a conectar mucho con ellos) que no nos resulta complicado ponernos en su lugar. 

Y ya, como guinda final, en mi caso he tenido tres impactos importantes: Esa frase que vuelve “Tú no eres tu padre…”, rescatada de una mente confusa, pero tan contundente. El reencuentro de Carlos con su esposa, guardando ambos todavía una chispa de lucidez. Y, por supuesto, el verdadero significado de “La Ciudad de Humo”. 

En fin, una historia trabajadísima, tanto a nivel escrito como de adaptación a ficción sonora. La he disfrutado mucho. ¡Enhorabuena otra vez, M. Ángel, y al equipo que la hizo posible!


Más historias de terror emotivas

Si queréis escuchar más historias de terror emotivo producidas por Terror y Nada Más, pulsad en la siguiente imagen y os llevará a una lista de ficciones sonoras sobre el género:


En ella encontraréis también algunos relatos de mi autoría: «La Embarcación Oxidada», «El Maletero» y «El Joven Espantapájaros».

Terror y Nada Más

Y para seguir disfrutando de estas y otras ficciones sonoras, no dudéis en seguir a Terror y Nada Más en Twitter y Facebook.


09 enero 2021

Sus cuadros: Homenaje a mi Tía Luisa

La primera entrada de este año 2021 me gustaría dedicársela a mi Tía Luisa (tía abuela) a modo de homenaje. Ella nos dejó el año pasado, teniendo una edad muy avanzada, muy cerca de los 100 años y entre muchas cosas, hay una muy especial que me une a ella. 

Yo estudié Bellas Artes y me encanta el dibujo y la ilustración. Una vez, ella me contó que cuando era joven quiso estudiar Bellas Artes. Sin embargo, resulta que por los pensamientos de su época, a su familia no le pareció buena idea porque el aprendizaje conllevaba el dibujo de modelos desnudos. 

Sin embargo, mi tía dejó impregnada su pasión por las artes en unos cuadros que siempre ha tenido junto a ella, colgados en casa, en su sala de estar. Siempre que iba a su casa a visitarla, los veía y me contaba con una sonrisa que los pintó cuando era muy joven y que les tenía mucho cariño.

Cuadro con sus iniciales: Luisa Rodríguez.

En una de mis visitas, con una naturalidad que me sobrecogió, ella me reveló que sentía pena que esos cuadros se perdieran tras su muerte, pues ya era muy mayor, pensaba que pronto se marcharía y creía que terminarían por tirarlos. 

Yo la entendí perfectamente, pues me puse en su lugar. Comprendí su postura. El cariño que sientes por dibujos o ilustraciones que has realizado... Resulta triste pensar que todo eso acabe en algún lugar donde nadie los quiera o los aprecie. Así que le dije: "No te preocupes, yo me quedo con ellos". Desde este momento ha transcurrido un tiempo, podría decir que entre uno y dos años. 

Cuadro cisne.

Detalle Cuadro Cisne. Esquina inferior izquierda.

Mi tía falleció durante el confinamiento derivado del coronavirus el año pasado y no tuve la oportunidad de despedirme de ella debidamente, pero con posterioridad sí he podido visitar su lugar de descanso. 

Finalmente, cuando se arregló todo el tema del testamento, me comunicaron que ella había dejado por escrito que sus cuadros serían para mí. 

Esta es una herencia que tiene un gran valor sentimental. De persona apasionada por el dibujo a otra, de diferentes generaciones. Me resulta un hecho tan emotivo como conmovedor. 

A día de hoy, me gustaría que sus cuadros siguieran colgados en algún lugar más acorde con estos tiempos. Así que he decidido crear esta entrada como un espacio donde sus cuadros sigan colgados. Seguro que si ella hubiera vivido en esta generación, algunos de sus dibujos hubiera visto la luz a través de internet, posiblemente en el muro de alguna red social y no solo en las paredes de su casa. 

Cuadro Estanque.


Dedicándole este espacio y conservando sus cuadros, una herencia muy especial, la recordaré siempre con mucho cariño.


24 diciembre 2020

Microrrelato: Indiscreta Navidad | Especial Navidad 2020

Este es el microrrelato que he escrito para la iniciativa VA DE RETO (Diciembre 2020), propuesta en el blog de JASCNET. La condición es escribir un CUENTO DE TERROR NAVIDEÑO. ❄️


🎄 Así queda explicado en el reto: "Os propongo crear un cuento navideño de auténtico terror. [...] Elegid el escenario que más os guste y los protas más idóneos para la historia. Solo tenéis una condición: ASUSTAD". 😱

Y esta es la idea que se me ha ocurrido:

INDISCRETA NAVIDAD

Aquella Nochebuena de 2020 fue muy distinta a las demás: mascarillas, distancia de seguridad, hidrogel… Sin embargo, contra todo pronóstico, esto no fue lo que resultó más extraño. Mientras cenábamos, con todas las precauciones dictadas por Sanidad, mi atención se desvió unos momentos hacia la ventana del salón. Fue entonces cuando me sobresalté al ver que alguien nos observaba a través del cristal, desde la calle, mediante un hueco que había quedado entre las cortinas.

Podría parecer un acto común, una indiscreción por parte de algún vecino fisgón o, quizá, un niño, me costaba distinguirlo bien. Lo que sí podía percibir es que sus ojos imprudentes e inoportunos se clavaban insistentemente, como afilados puñales, en el interior de una casa ajena a la suya, tal vez con la única finalidad de husmear.

Aunque resultase incómodo, sí, podría parecer normal… Si no llega a ser porque vivimos en un sexto piso.


¡Espero que os guste!

***

Por otra parte, este año tan atípico quería preparar algo especial para felicitaros, algo más cercano. Para ello, he editado una breve vídeo con algunos planos que grabé días atrás de la ciudad de Sevilla, desde el coche:


Además, aprovecho para dar las gracias a todas las personas que visitáis mi blog y redes sociales con asiduidad, así como a quienes me apoyáis siempre en mis aventuras literarias. 

¡FELIZ NAVIDAD! ¡FELICES FIESTAS!

Y QUE TENGÁIS UNA GRAN ENTRADA DE AÑO.


🎁 Más relatos navideños de años anteriores:

🐑 Una oveja en Navidad. (Relato del año pasado para el VadeReto). 
🐟 Reclamación navideña. (Microrrelato). 
❄️ Navidad al revés. (Relato incluido en un especial que podéis descargar gratis).
🎄 Adornos. (Un relato para el proyecto Copo de Nieve).

Portada del post: Imágenes de Alf-Marty y monicore en Pixabay 

18 diciembre 2020

7 curiosidades sobre EL DÉCIMO PACIENTE | Especial I Aniversario | Historia del Psiquiátrico de Miraflores


Hoy hace un año desde la presentación de mi libro «El décimo paciente y otras historias de terror», publicado por Ediciones Pangea y del estreno de la ficción sonora de «La Embarcación Oxidada», uno de los relatos que recoge el libro, adaptado por Terror y Nada Más



Esta es una entrada Especial I Aniversario en la que me gustaría contaros algunas curiosidades sobre «El décimo paciente», el relato de más extensión del libro y el cual protagoniza el título. Podéis LEER UN EXTRACTO del mismo en la web de Ediciones Pangea

Y en Ivoox tenéis el audio-relato: La Embarcación Oxidada. Si todavía no lo habéis escuchado, ¡coged vuestros auriculares y dadle al play! Os va a gustar 😃.

***

A continuación, antes de adentrarnos en las curiosidades, os cuento brevemente de qué va «El décimo paciente»: 

El Décimo Paciente


Se trata de la historia que aparece en primer lugar en el libro. Está ambientada en el siglo XIX en Sevilla. Daniel, protagonista, nos cuenta que el alma de su bisabuelo Juan habita en su sombrero (prenda que antes pertenecía a su antepasado). Cuando Daniel se lo pone sobre su cabeza, es Juan quien toma el control. Ambos han convivido siempre en armonía, sin embargo, últimamente Daniel persevera en que Juan quiere quitarle la vida para ocupar él solo su cuerpo. 


La situación empeora tras "los intentos de suicidio de Daniel" y su familia decide buscarle ayuda psiquiátrica.  

7 Curiosidades sobre «El Décimo Paciente»


1

En el año 2013 escribí la primera versión de esta historia. En este primer borrador no aparecían Juan ni el sombrero, personaje que incluí posteriormente cuando volví a revisar la trama un tiempo después. En dicha versión, Daniel tenía otro tipo de "trastorno". 

2

Decidí escribir esta novela corta después de investigar sobre el Psiquiátrico de Miraflores (en mi barrio, Pino Montano, Sevilla), ya que me sorprendió tanto su historia que pensé que podría ser un escenario para un argumento de ficción a finales del siglo XIX.  Al comienzo de esta historia, Daniel es trasladado al Manicomio de Miraflores (utilizando la nomenclatura de la época) con el objetivo de continuar el tratamiento hacia su recuperación. 


Lo cierto es que la historia se centra tanto en el personaje, que podría haber optado por otro psiquiátrico de finales de siglo con las mismas características, incluso un escenario sin nombre y apellidos. No obstante, como fue gracias a esta edificación que germinó la idea en mi cabeza, decidí hacer este guiño y así dar a conocer un poco más su historia. 

(Tras las curiosidades, dedico un apartado a contar más sobre el Psiquiátrico).

3

No quise escribir la clásica historia de terror sobre un "manicomio de los horrores". En este caso, el miedo reside en la situación que vive el propio protagonista, tratando de hacer frente a las circunstancias que han derivado (o no) de su propia locura. De hecho, según la historia real del psiquiátrico, en dicha época, ya se trataba de que los pacientes estuvieran en un lugar con mejores condiciones y había una evolución en este sentido de cara a la psiquiatría. Así que teniendo un escenario que pretendía favorecer la situación de los pacientes, no quise enfocarlo a que se tratara de un lugar oscuro. 

4

El nombre JUAN es un guiño al día de la inauguración del primer pabellón del Psiquiátrico,  que fue el día 24 de junio de 1890 (festividad de San Juan Bautista). Pero aquí no acaba esta curiosidad... Hay una coincidencia que me dejó fascinada: El día 24 de junio de 2019 fue cuando recibí la respuesta de la editorial en la que me informaban de que publicarían el manuscrito. ¡Vaya casualidad! 😱


5

Este año 2020, en el Nº 7 de La Cabina de Nemo, se publicó una ilustración de mi autoría haciendo referencia a esta historia. Está al comienzo de la revista. 

6

Esta es mi segunda novela que transcurre en Sevilla. La primera es «El Rostro en el Laúd». 

7

Daniel sería contemporáneo a Sigmund, el protagonista de mi otra novela «Casos descartados», un detective que intenta resolver casos paranormales a finales del siglo XIX, por lo que no descartaría, por esta característica y la temática general de las dos novelas, escribir un relato corto-crossover en el que intervinieran ambos personajes. Ya me estoy imaginando un caso "paranormal" en el que Sigmund tuviera que vérselas con el sombrero. 


La historia del Psiquiátrico de Miraflores


Os cuento brevemente la historia del edificio:

El Manicomio de Miraflores fue inaugurado en el año 1890 con el fin de acoger a los pacientes cuya asistencia psiquiátrica era insuficiente en el Hospital Central (Hospital de las Cinco Llagas, Sevilla). 

El Hospital de las Cinco Llagas daba cabida a un departamento de dementes, pero tras hacerse públicos los defectos, sobre todo estructurales, agravados por el paso del tiempo, surgió la necesidad de construir otro espacio. El número de pacientes se incrementaba y vivían en pésimas condiciones. Sor Úrsula de Villabaso, al comprobar la pavorosa situación que sufrían los acogidos, fue quien finalmente impulsó la idea de construir un centro psiquiátrico, que se adaptaría al concepto Manicomio-Modelo, de acuerdo con novedosas ideas psiquiátricas de la época, inspiradas en las europeas, en las que los pacientes recibían un mejor trato, eran atendido en espacios más cómodos y gozaban de espacios al aire libre, como jardines. 

La religiosa obtuvo financiación de particulares para adquirir la hacienda de Charco Redondo, donde hoy se ubica el centro. Tras salvar muchos obstáculos, consiguió que se inaugurase el primero de los pabellones el día 24 de junio de 1890 (festividad de San Juan Bautista), prometiendo ser una de las instituciones más notables de Europa. 



Con el paso del tiempo, algunos de los pabellones que fueron construidos con posterioridad quedaron abandonados y, actualmente, se cuentan numerosas historias paranormales en torno a ellos. 
Recientemente, uno de los pabellones fue derribado.

Durante los últimos años y en la actualidad, el pabellón principal del Psiquiátrico tiene otras funciones. 


***

Cuando realicé toda la labor de documentación, visité el pabellón principal allá por el año 2013. Pude realizar fotografías de algunas zonas del interior. Ya que buena parte de la historia de «El décimo paciente» sucede en los jardines, os muestro algunas imágenes de este espacio: 

Jardines, bancos y galerías. 

Capilla.

Y a continuación, os enseño algunas fotografías tomadas este mismo año de uno de los pabellones abandonados. Se pueden ver desde el Parque de Miraflores, el estado de abandono llega a crear auténticas imágenes inquietantes, sobre todo de noche. 


También se pueden observar los pabellones al pasar con el coche por la Ronda Norte. Este es un breve vídeo que realicé con el móvil. Los árboles en ese momento no dejaban ver demasiado, pero algo se distingue:


***

Pino Loco: Una anécdota en torno al barrio y al psiquiátrico:
Una anécdota, fuera del libro: Hace años, en la época cuando iba al colegio, escuchaba que la gente de fuera de Pino Montano, llamaba a este barrio "Pino Loco". Evidentemente era por el Psiquiátrico pero es que, además, por aquel entonces, dejaban salir a algunos pacientes del edificio y caminaban por las calles del barrio. De hecho, recuerdo a uno en particular que lo encontré varias veces en la panadería donde iba a comprar el bocadillo. Era un hombre que extendía su mano y repetía constantemente "Un duro, un duro", pidiendo una moneda. Este detalle lo he compartido con los asistentes en las presentaciones de la novela y algunas personas me han dicho que recuerdan esa época del barrio, incluso a este hombre en concreto. Es más, a raíz de sacar el tema, me cuentan más vivencias. De todas formas, aclaro que los pacientes que pululaban por las calles, evidentemente, eran personas que no provocaban problemas. No recuerdo ningún incidente ni que pasara nada extraño con respecto a esto.


Más sobre el libro



Si queréis conocer más sobre el libro, basta con visitar mi PÁGINA WEB y, además, en este blog podéis encontrar una RECOPILACIÓN DE RESEÑAS que los lectores/as dejaron en sus blogs y redes sociales. 


También tenéis la entrada sobre LA PRESENTACIÓN EL 18/12/19 EN LA SINMIEDO, publicada hace un año, donde os conté sobre el evento, en el cual me acompañaron Mariano Bascón (de Terror y Nada Más) y Pako Mulero (director de La Cabina de Nemo). 

***


AGRADECIMIENTOS

Por último, aprovecho para dar las gracias a todas las personas que están apoyando el libro mediante la lectura, difusión y a quienes habéis podido asistir a los eventos. Gracias a todos/as vosotros/as todo el trabajo realizado, la lucha y el esfuerzo cobra sentido. Siempre me hace muy muy feliz leer vuestros comentarios y reseñas en redes sociales o cuando me comentáis vuestras expresiones de viva voz.

Mención especial de agradecimiento a Mariano Bascón, principal responsable de la adaptación de «La Embarcación Oxidada», por todo el apoyo recibido durante este tiempo por Terror y Nada Más, tanto por parte del equipo como de los mecenas. No me cansaré de agradeceros todo lo que habéis contribuido a la difusión de mi obra y, por supuesto, por haber estado conmigo en las presentaciones del libro, días que resultan muy especiales. 

Mención especial de agradecimiento a Pako Mulero, quien además de presentar el libro, también ha contribuido activamente este año a su difusión, tanto en su revista La Cabina de Nemo, como llevándolo al mismísimo Festival de Sitges

Mención especial de agradecimiento a Ediciones Pangea, por su confianza y la publicación de este libro.


¡Gracias por estar ahí!


03 diciembre 2020

Mi participación en Hispacón 2020 | XXXVIII Edición Virtual

El pasado sábado día 14 de noviembre participé en la Edición Virtual de Hispacón 2020. Estos son los vídeos donde podéis ver las charlas. Os cuento a continuación 😃:


ESCUCHANDO Y VIENDO LA LITERATURA DE TERROR

Aquí intervine con Mariano Bascón, de Terror y Nada Más, y estuvimos hablando sobre las adaptaciones literarias (sobre todo del género de terror) a otros formatos: cine, cómic, videojuegos y, especialmente, a la ficción sonora

En el momento que se produce el cambio de lenguaje, de libro a otro formato, estamos ante una adaptación. Este nuevo formato tiene otras características y hace que percibamos la historia de forma diferente:



MUNDOS APOCALÍPTICOS ENTRE CELULOIDE, CELULOSA Y CRISTAL LÍQUIDO

En esta charla participé como moderadora. Joaquín Díaz y Javier Gil, miembros de la publicación From Outer Space, nos hablaron sobre este tema tan apasionante y cómo se ha tratado en la literatura y otros formatos. 


Os invito a ver ambos vídeos :)

Y por último, agradezco a la Hispacón la posibilidad de haber participado en esta edición, pues ha sido una experiencia muy interesante y enriquecedora.

23 noviembre 2020

Microrrelato: La deuda del vagabundo


Este mes participo en la iniciativa MICRORRETOS: CONTINUARÁ... de EL TINTERO DE ORO.

Se considera que los continuará... son un recurso para enganchar al lector/a o al espectador/a en una historia. En literatura nace con el nombre de Cliffhanger, recurso narrativo que consiste en construir una situación de gran tensión dramática que, sin embargo, queda interrumpida y deberá completarse más adelante. (Podéis leer más información acerca de este término en la entrada del microrreto, haciendo click en el enlace de arriba).

El microrreto consiste en escribir un microrrelato de 250 palabras que termine en un apasionante Continuará. Es decir, imaginar una historia con sus personajes y sus conflictos y dejarla abierta. 

Y este es el microrrelato que se me ha ocurrido... ¡Espero que os guste!


LA DEUDA DEL VAGABUNDO

   

Desde hacía varios otoños, un pobre y desdichado vagabundo se lamentaba, como cada día, sentado en un oscuro rincón del callejón. Con cada hoja que el viento traía, recordaba un momento de su vida anterior: estar recostado en el cómodo sillón de la que fue su glamurosa vivienda, ver crecer los ceros en su cuenta corriente…

No obstante, jamás pudo pagar aquella deuda de juego que le hizo tocar fondo. 

Perdió su mirada en las hojas que pasaban, hasta que se percató de que una de ellas tenía un movimiento inusual. Se deslizó suavemente por el suelo, hasta llegar a sus pies y después de observarla durante unos instantes, esta se hizo mayor, hasta transformarse en un ser de aspecto abominable. 

—He oído tu lamento —le dijo al vagabundo, con su gutural voz. 

Cuando este salió del espanto, le contestó: 

—Lo he perdido todo... Daría lo que fuera por recuperar mi vida de antes. 

—¿Lo que fuera? 

—Cualquier cosa. 

—Acepto —sentenció la criatura. 

El vagabundo durmió y, al día siguiente, no despertó en el callejón. Estaba en su antigua vivienda. Recuperó todo lo que había perdido. Todo. ¡Absolutamente todo! 

Una noche, se encontraba en su amplia terraza, vislumbrado las hermosas vistas de la ciudad, respirando profundamente el aire de antaño, para él, cargado de felicidad. 

Una hoja otoñal, traída por el viento, se posó en la barandilla, junto a su mano, y a sus oídos llegó una áspera voz que pronunciaba: 

—He venido a cobrar la deuda. Permíteme que elija. 



Continuará....





16 noviembre 2020

Microrrelato: Diálogo entre mascotas

Este es el microrrelato que he escrito para la iniciativa VA DE RETO del mes de noviembre, propuesta en el blog de JASCNET. En esta ocasión, el tema sobre el que escribir son las mascotas. Nos presenta siete protagonistas que podemos escoger para nuestras historias. La extensión y el género del relato son libres.

Como yo tengo a Chopi (un conejito) y dos pececitos, elijo a los siguientes protagonistas:

PIETRO: Un conejo italiano con un humor muy peculiar y latino. Además, es bipolar. Ahora mismo puede estar saltando con alegría desaforada y dentro de diez minutos pensar que se acaba el mundo.


SHAO-SHIN: Una princesa japonesa capaz de luchar contra tiburones, si fuera necesario. Parece pequeña y virginal, pero no tiene nada que envidiar a las más feroces ninjas. Si necesitas de sus servicios contrátala con escamas de caviar ruso, ¡no te arrepentirás!


***

He escrito un microrrelato de 250 palabras y aprovecho para ejercitar el diálogo entre personajes. El microrrelato es una conversación entre los dos personajes elegidos y el conflicto está basado en hechos reales (que os cuento después del micro). Además, para seguir practicando el cliffhanger, termino el relato con un lógico continuará. 

Podéis leerlo a continuación:

Microrrelato: 
Diálogo entre mascotas

—¡Menuda osadía! ¿Cómo iban a ser capaces de hacerme eso a mí? —exclamaba desde el acuario, indignada Shao-Shin, una preciosa pececita blanca de extensas y elegantes aletas. 

Pietro, un conejo de pelaje marrón y largas orejas, la observaba desde el suelo del salón. Su familia había traído a un nuevo miembro a casa. Se trataba de ella. 

Ma che cosa? —respondía él—. ¿Qué iban a hacerte? 

—¡Yo soy una princesa! He corrido cientos de aventuras, me he enfrentado a feroces tiburones, ¡muchos han sido quienes han contratado mis valiosos servicios a cambio de caviar ruso! Y, un día, un mago me utiliza en su espectáculo y me regala en una bolsa de plástico a un niño en la celebración el día de su Comunión. Sin embargo, sus padres decían que no me querían porque los peces damos mala suerte... que si nadie más me reclamaba, ¡me tirarían por el inodoro! Por fortuna, alguien se apiadó y me trajo aquí. 

—¡Eso es una barbarie! ¿Pero qué es un inodoro? 

Ella se lo explicó con todo lujo de detalles. 

—¡Puaaaaj! Es peor de lo que pensaba… —expresó Pietro, tan escandalizado como confuso. 

—¡Esto no quedará así! ¡Me vengaré! 

—¡Oh, sí! ¡Yo te ayudaré! —exclamaba Pietro mientras brincaba de un lado a otro, bastante motivado—. ¡Es una injusticia! 

—Admiro tu disposición. ¿Cuál es tu nombre? Yo soy Shao-Shin. 

—Me llamo Pietro. 

—¡Bien, Pietro! Adelante. ¡Llevemos a cabo mi venganza! 

—Espera—. Pietro dejó de brincar repentinamente. 

—¿Qué sucede? 

—¿Cómo vamos a sacarte de ahí…?


Continuará...



Chopi y el pececito naranja

Como os comentaba, he elegido a estos dos personajes por mi bichillo, Chopi, y mis peces, concretamente el pez naranja.

Este es Chopi:


Nunca está enjaulado, siempre lo tenemos suelto por casa, concretamente en el salón. Hemos adaptado el entorno para que no pueda morder cables, etc. Además, tiene muchos juguetes de madera, refugios, y es muy limpio, pues hace sus necesidades en sitios específicos (algo así como los gatos). Estas cosas me suelen preguntar cuando digo que lo tengo suelto día y noche. Pero es que los conejos no deberían estar enjaulados, son muy inteligentes, juegan, interactúan contigo, les gusta estar tumbados en mantitas y camitas, como a los perritos… ¡Son entrañables!

De ahí la frase cuando Pietro habla con el pez “desde el suelo del salón”.

(Nota: Es importante hacer hincapié en esto. No se debe mantener enjaulados a los conejos. Sin embargo, si algunas personas, por las circunstancias que sean, deben usar la jaula, tienen que dejar a su mascota salir bastante horas al día para que pueda ejercitarse, corretear, jugar... Aunque lo ideal es que no se use la jaula o que se use el menor tiempo posible.)


El pececito naranja:


Es un pozo sin fondo, cómo come y cómo nada, qué pez más vivo… Llegó a mi vida, de forma inesperada, cuando acudí al almuerzo de celebración de una Comunión. El mago que dio el espectáculo se lo regaló al niño en una bolsita de plástico, como parte de un truco de magia en el que lo hacía aparecer. No obstante, sus padres dijeron que no querían peces porque dan mala suerte... (en fin) y me enteré de que si nadie más lo quería, lo tirarían por el wáter. Cuando escuché eso, dije que me lo quedaría yo. Me llevé al pez, fui a una tienda de mascotas, compré un acuario enorme y otros dos pececitos más. ¡Cuánto he aprendido de acuarios desde entonces! Los filtros, los potingues que hay que echar al agua… De hecho, ¡¡el pez lleva ya en casa 2 años y medio!! 

***

Y, por último, espero que os haya gustado el microrrelato y, desde aquí, aprovecho para recordar que debemos tener mucha concienciación sobre el tema de las mascotas y los animales en general. 

Son seres vivos.