28 marzo 2022

Sigmund resuelve un «Caso descartado» en El Tintero de Oro

¡Llega mi primera publicación de 2022! Se trata del microrrelato ¡Rayos y truenos! El caso del espantapájaros incluido en El Club de la Microficción, Nº 1. ¡Fobias!, una revista digital de El Tintero de Oro

El protagonista de mi novela CASOS DESCARTADOS (una comedia policíaca ambientada en el siglo XIX), resuelve un nuevo caso insólito rechazado por los agentes de la comisaría.

Y como Sigmund y yo estamos muy contentos, ¡allá va esta ilustración para celebrarlo!

Viñeta Sigmund y Carlotta. Novela Casos descartados.


David, de El Tintero de Oro, me comentó en varias ilustraciones sobre los personajes de mis novelas que estos podrían encajar en un cómic y como además están teniendo muy buena acogida por vuestra parte, me he animado a crear esta viñeta. 😃

¡Espero que os guste!


LA REVISTA


La revista, en formato digital, es de lectura gratuita y se puede descargar desde el blog de El Tintero de Oro. Es el primer número de El Club de la Microficción.



Podéis descargar o leer la revista en el siguiente enlace:


Recoge los 39 microrrelatos de los autores/as que participamos en el Microrreto ¡Fobias!, inspirados en miedos irracionales y exagerados a elementos cotidianos en apariencia inofensivos, en un total de 140 páginas.

¡Una publicación muy recomendable! Seguro que encontraréis fobias que ni imaginabais que existían a través de estas historias breves (yo he descubierto muchas). 😮

 


Ya publiqué mi microrrelato EN ESTA ENTRADA, donde explicaba que fue escrito para el microrreto ¡Fobias!, ya que Sigmund tiene brontofibia (miedo a los truenos) pero os lo vuelvo a traer por aquí:


MICRORRELATO:

¡Rayos y truenos! El caso del espantapájaros


Sin ser detective, me vi envuelto en otro caso de carácter insólito rechazado por la comisaría: según un granjero de las afueras, su propio espantapájaros trató de acabar con su vida la pasada noche. Era evidente que alguien pretendía cometer el crimen y, una vez descubierta la farsa, los agentes reales se interesarían por ocuparse del asunto.

Aunque, en realidad… yo me estaba ocupando más de mirar hacia los grises nubarrones que oprimían el cielo que de tratar de encontrar a algún sospechoso.

—Entonces, ¿quién intentó matarme? —me preguntaba el granjero.

Estábamos frente al ser de paja, a campo descubierto. Al caer las primeras gotas de lluvia, me escondí bajo un periódico. Me aterrorizaba pensar que, tarde o temprano, también caería un rayo.

—¿Quién más habita en la granja? —interrogué, nervioso.
   
—Mi esposa y mi hijo de pocos meses.

Y, finalmente, ocurrió lo peor: un trueno retumbó con fuerza en la bóveda celeste.

—¡Uno de ellos debe ser el responsable! Quizás su hijo. ¡Caso resuelto! —exclamé, aterrado.

—¡Eso es absurdo! Solo es un bebé.

—¿Y le parece más coherente culpar a un muñeco de paja?

No escuché su respuesta, corrí despavorido hacia el carro que me llevó hasta allí, tras producirse otro trueno. Solo quería llegar a casa y ocultarme tras el sofá. 

Cuando nos marchábamos, me asomé por la ventanilla. Me sorprendí: el granjero entraba en su vivienda. Una mujer abandonaba el granero y se dirigía hacia el espantapájaros. Disimuladamente, tomaba su ropa…


FIN



- Actualización 18/4/22 -

¡LA ILUSTRACIÓN EN EL CLUB DE LA MICROFICCIÓN Nº 2!

Esta misma ilustración de Sigmund y Carlotta ha sido incluida en El Club de la Microficción, Nº 2. ¡De Cine!

Podéis encontrarla justo al comienzo de la revista. 🤩

¡¡¡Muy ilusionada!!!

También podéis leerla de forma gratuita en:



8 comentarios:

  1. ¡¡Hola M.A!! Vaya con las fobias, y es verdad, nos puede sorprender lo raritas que pueden ser esas fobias, a lo menos pensado, a lo más irracional, así es.
    Entonces, nuestro querido Edmund aparece en la revista siendo uno de los protagonistas. No podía ser de otra manera, con su peculiaridad, no podía faltar en algo relacionado con las fobias y resolviendo casos a su manera. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Isabel! Después de que me hayan pedido en numerosas ocasiones una segunda parte de «Casos descartados» (es un proyecto que tengo todavía pendiente), encontré en este reto sobre fobias una gran oportunidad de escribir un nuevo caso y volver a traer a Sigmund a la acción je, je, je. Hasta la fecha, es el único personaje de mis novelas que tiene una fobia de este tipo, tan marcada. Y una vez más, me lo pasé genial escribiendo sobre este personaje y dibujando posteriormente esta ilustración con Carlotta.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Hola guapa , esto son muy buenas noticias y además muy buena colaboración entre los dos
    yo en su día leí tu relato , y la verdad es que me gusto , pero lo que no sabía era lo del dibujo de tus personajes , son muy chulos más el del detective y su ayudante.
    La ropa es de estilo clásico , te deseo una feliz semana besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias. Sí, la ropa es de estilo clásico porque la novela transcurre a finales del siglo XIX. Yo también he leído algunos de tus relatos participando en los retos de El Tintero de Oro y he visto que también te interesa el género detectivesco :)
      Como cuento en la entrada, las palabras de David me dieron la idea de lanzarme a crear una viñeta y la publicación del microrrelato en la revista fue un gran aliciente.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Felicidades, te lo mereces. Es un genial relato. Me gustan tus ilustraciones. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias J.P.! Me alegra mucho que te gusten las ilustraciones. Siempre las hago con mucho cariño y la buena acogida me hace muy feliz :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. ¡Hola, M.A.! ¡Qué maravilla! Lo primero es pedir disculpas por el retraso, tengo un portátil que está para el arrastre y que cada día me tarda más en reiniciarse y entre semana tengo poco tiempo.
    El dibujo es una pasada y si no te importa te pediré que me lo envíes para incluirlo en el próximo número, como te digo siempre tus talentos son altos y variados y alguna de tus historias bien merecen que un día las adaptes a un cómic. Un fortísimo abrazo y millones de gracias por este regalo para el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me hace muchísima ilusión la propuesta de incluir la ilustración en el próximo número de la revista 😃. Tus palabras sobre realizar un cómic me inspiraron a preparar, en principio, una viñeta y la publicación del microrrelato fue un gran aliciente.
      Ya que he roto el hielo, posiblemente me anime a realizar más viñetas sobre mis personajes je, je, je.
      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar