24 diciembre 2019

Relato: Una oveja en Navidad | Especial Navidad 2019

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

Relato para la iniciativa de escritura Va de RetoDiciembre 2019.



Va de Reto es una iniciativa mensual propuesta por Jascnet en su blog Acervo de Letras. El escritor nos presenta una serie de elementos que debemos incluir en nuestros relatos, cuya extensión debe ser de entre 100 y 500 palabras (aproximadamente).

En diciembre, la propuesta consiste en:

  • Escribir una historia que ocurra en Navidad.
  • Tenemos el comienzo del relato y debemos continuarlo. (Lo indico en mi relato incluyendo dicho texto en un fondo amarillo).
  • Hay que incluir estas 3 imágenes.


Y este es el relato navideño que se me ha ocurrido, mezclando terror y humor:

Una oveja en Navidad


   Era una noche tan fría que hasta los árboles tiritaban. Ningún animal se atrevía a salir de su guarida y las blancas calles dormían totalmente desiertas. Las chimeneas escupían convulsivamente las sobras de las casas y los cristales empañados de las ventanas impedían ver el interior de las familias.

   Esa noche tenía un trabajo que realizar y nada ni nadie en el mundo me impediría ejercer mi encargo. Tal vez fuera la última vez en mi vida, pero, ni el clima más despiadado ni el deseo por el calor de mi dulce hogar me harían desistir en mi cometido.

  Volví a comprobar mi puñal, la cuerda y mi ansiedad, y sin más demora, me adentré en el pueblo… 


Había recorrido mucho camino para poder llegar a este lugar tan apartado, precisamente la noche de Navidad, pero pensándolo bien, era la oportunidad perfecta, pues todos estaban demasiado ocupados. Pero vamos por partes, como dijo Mr. Hyde. ¿O era Jack el Destripador? Da igual... Solo soy una oveja, no leo libros, me los como. Para disimular, me puse un gorro navideño. Si una oveja parece inofensiva de por sí, imaginaos una con un gorrito como este. Mi plan era perfecto: Esquilar al humano que compró la lana de mi prima antes de que llegara el invierno. Ella lo quería así, pero no se atrevía a venir. Así que me ofrecí voluntaria.

Lo primero era encontrar al humano. Me costó, pero finalmente di con él. Afortunadamente, salió a tomar el aire. Nerviosa, le atraje hasta donde quise, arrojando unas monedas en el suelo, lo que más les gusta a los bípedos.
—¿Y esto? ¿De dónde han salido? Parecen antiguas… —se preguntaba al tiempo se agachaba para recogerlas.

Entonces, le di una buena coz y lo envié a dormir. Cuando despertó, ambos estábamos en un pequeño establo, tan solo iluminado con la luz de una vela.
—¿Dónde estoy? ¿Qué lugar es este? —preguntaba inquieto, atado una silla.
Un pollo y un caballo me echaron una mano y ahora se dedicaban a mirar el espectáculo que estaba por acontecer.
—Feliz Navidad, humano. Llegó tu hora —le dije y tomé el puñal con mi boca.
—¿Qué? ¿Qué se supone que vas a hacer? ¿Matarme? No serás amiga del pavo…
—¡No! Voy a esquilarte.
El humano comenzó a reír.
—¿Pero qué broma es esta? Las ovejas ni siquiera hablan. Creo que he bebido demasiado.
—¡No es una broma! Mira a tu alrededor y piensa bien, humano. Como dijo el dr. Frankesnstein “Cuando eliminas toda solución lógica a un problema, lo ilógico, aunque imposible, es invariablemente lo cierto”.
—¿Eso no lo decía Sherlock Holmes?
—¡No importa! Te voy a esquilar y con tu cabello haré un abrigo.
—¿Pero tú le has visto bien? No te dará ni para un guante —carcajeó el caballo.
—¡Basta ya de risas! Allá voy —afirmé con decisión y, con mi cuchillo, con sumo cuidado, privé al humano de su cabellos.

Cuando lo hube desprendido todo, dejé el puñal a un lado. Reuní el pelo en una maraña y le coloqué un precioso lazo.
—El regalo de Navidad perfecto para mi prima —dije entusiasmada mientras lo observaba.

Deseaba dárselo lo más pronto posible, así que me dispuse a marchar sin más demora. Sin embargo, justo antes de abandonar el establo, escuché a mis espaldas un alarido estremecedor.
Miré hacia detrás, el caballo observaba con estupor y asombro.
Sin que me diera cuenta, el pollo había tomado mi puñal y lo había hundido cruelmente en la garganta del humano.
—¡¿Qué?! —nos dijo el ave a ambos con una frialdad que calaba hasta los huesos—. Yo sí era amigo del pavo.

FIN




***

Y hasta aquí el relato. Aprovecho para desearos:

¡Felices Fiestas!


Mis participaciones anteriores en el Va de Reto.







Entradas relacionadas

7 comentarios:

  1. Buen relato me saco una sonrisa. Te mando un beso y te deseo una feliz navidad

    ResponderEliminar
  2. jajajaja
    ¡¡¡ Qué arte más grande tienes Auxi !!!
    Nunca pensé que una oveja y un pollo fueran a sacarme unas carcajadas.
    Qué alegría contar con tus historias en mi VadeReto.
    No me falles nunca, por favor.
    (ಠ‿↼) ♥♥♥

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! El humor y esas negras salpicaduras de horror bien logradas. A pesar de que no suelen casar armoniosos ambos elementos, tú los fusionas elevados a la máxima potencia. Te sientes cómoda en este Reto, se nota y eso me alegra. He disfrutado leyendo el relato. Bien por ti. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola M.A!! Bueno, como te dije una vez siempre me produce risa los relatos y pelis de terror, sobre todo si hay sangre de por medio. Y tu relato me ha sacado esa sonrisa, eso de imaginar a la tierna oveja con un gorrito de navidad "dando una coz y enviando a dormir al humano" es bastante cómico, y es que lo he visualizado de verdad, ja, ja. Pero como siempre, en tus relatos hay un punto inesperado y el pavo me ha dejado asombrada a mí también. Se ve que el humano tenía los días contados. Fantástico de verdad, como siempre. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Me he reído mucho, jeje Pero esto demuestra hasta donde se puede llegar con una idea que no se puede sacar de la cabeza. Y además la toma de buenas decisiones. Pero el buen rato, nos lo has hecho pasar. Eres una grande.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico trabajo!! Feliz Año Nuevo💚😙

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por vuestros comentarios. Me alegra mucho que os haya gustado el relato. Me ausenté un poquillo durante las fiestas. Espero que hayáis tenido un buen comienzo de año ☺️

    ResponderEliminar