22 noviembre 2019

Relato: Venganza en el jacuzzi

Relato para la iniciativa de escritura Va de RetoNoviembre 2019.


Va de Reto es una iniciativa mensual propuesta por Jascnet en su blog Acervo de Letras. Dicha iniciativa consiste en que el escritor nos presenta elementos que debemos combinar para crear un relato. Este mes son: cuatro escenarioscuatro personajes  y cuatro objetos. Tenemos que elegir uno de cada para incluirlos en nuestra historia, cuya extensión debe ser de entre 100 y 500 palabras.

Yo he elegido:



  • Escenario: Un jacuzzi o spa en toda su extensión.
  • Personaje: Un ingenioso empollón de clase.
  • Objeto: un imprescindible y venerable libro.
Además, este mes, hay pautas extras:
  • Se propone el género de terror.
  • La base de la historia es la siguiente: Acabáis de quedaros encerrados dentro del escenario. Podéis contar cómo y por qué o empezar el relato desde ahí. Pensáis que estáis solos. Sin embargo, uno de los personajes aparece escondido con vosotros en ese escenario. Pronto os dais cuenta que es alguien mucho más terrorífico de lo que aparenta. Buscáis frenéticamente algo que os ayude a salvaros y/o salir de allí. Buscando os encontráis con uno de los objetos.

Y con toda esta mezcla de elementos, este es el relato que se me ha ocurrido, combinando terror y algo más...

Venganza en el jacuzzi

  Me dijeron que el jacuzzi iba a ser una experiencia relajante. ¿Relajante? ¿De verdad? Me lo recomendaron porque constantemente soy víctima del estrés, pero si algo no ocurrió fue precisamente que me librara de él. ¡Al contrario! ¿Quién me iba a decir a mí que me quedaría encerrada en la sala del jacuzzi en el spa? Han pasado varias horas desde que se cerró la puerta y se apagaron las luces, a excepción de la tenue iluminación de la bañera. Solo se escucha el sonido del burbujear del agua y la inquietante respiración de quien, también escondido, comparte este espacio conmigo. No me atrevo a salir de detrás del jacuzzi… De vez en cuando, intento localizarle a través del reflejo de los espejos que cuelgan de la pared. Creía que era el típico crío gafotas, el ingenioso empollón de clase, pero no es un niño normal y corriente, hay algo en su horripilante mirada que me hiela la sangre.

     —¿Todavía no sabes quién soy, Peter el tuerto? —me dice.
—¡Ya te he dicho que no me llamo Peter! —le respondo—. ¿No ves que soy una mujer?
—Piensa… ¿No recuerdas nuestro duelo en 1880? ¡Hiciste trampa, bastardo! Todavía estaba de espaldas cuando disparaste. ¡No había terminado de recorrer la calle y ya tenía una jodida bala alojada el riñón! Pero me prometí que volvería a por ti.
—¡Que eso no puede ser! ¡Estamos en 2019! —le grito.
—Hace años, tuve una revelación y recordé mi vida anterior. Desde entonces, llevo meses siguiéndote. Me costó mucho encontrarte. Nací en la otra punta del mundo y no me ha importado recorrerlo entero para matarte —dice y escucho el sonido del gatillo de un revólver.
—¡Suelta eso! Vas a terminar haciéndote daño —le aconsejo mientras trato de buscar alguna cosa que me ayude a salvarme.
—¿Aún no me crees? —pregunta y oigo algo caer al suelo.

Sin prestar atención, palpo las paredes y el pavimento buscando una salida, hasta que mis dedos encuentran un imprescindible y venerable libro.
—¡Ábrelo y lee su contenido! —me exige.
—Pero si apenas se ve nada.
El revólver del crío ruge, dejando escapar un disparo que impacta contra uno de los cristales.
—Está bien, está bien.

Me acerco a la pálida luz que emite el jacuzzi. Mientras me levanto con las manos en alto, le pido que no me dispare. Abro el libro y, no sé el porqué, pero en cuanto leo la primera frase, un extraño escalofrío recorre mi espalda mientras que los recuerdos de otra vida asaltan mi cabeza. Vislumbro aquel día del que hablaba el niño: una larga calle en un pueblo del pasado, un camino de tierra en un día caluroso, un duelo…

Aprovecha mi distracción para dispararme. La bala impacta en mi estómago y caigo arrodillada al suelo. Él arroja el revólver al agua mientras me mira con altivez.
—¡Idiota! —exclamo—. ¡Te has equivocado de persona! Yo no era tu enemigo Peter, ¡sino tu fiel caballo Relámpago!

FIN



Espero que os haya gustado esta loca idea.  😜

El mes pasado también participé en el Va de Reto con el relato:



Entradas relacionadas

14 comentarios:

  1. ¡¡Hola M.A!! Cada vez os ponen más difícil este reto, cada vez hay que incluir más elemento y las opciones están más cerradas. Y oye, con el dichoso empollón, nada más ver la foto me ha parecido ver en su cara un punto psicópata, ja, ja.
    Excelente relato, muy en tu línea, siempre perfecta e impecable. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí que es verdad que este reto estaba más complicado que el anterior jejeje. Y la foto del niño es espeluznante, como para no meterlo en una historia de terror... Me alegra que te haya gustado el relato.
      ¡Un abrazo! :)

      Eliminar
  2. Hola Auxi, soy Javier. Una vez más tengo el gusto de leer una historia que lleva tu impronta inequívoca. Tanto en la capacidad de aunar elementos dispares en un contexto, darles coherencia y sobretodo naturalidad, y la vuelta de tuerca del final, ese apretoncillo al relato que le saca el jugo y nos arranca una sonrisa a los que lo leemos. ¡Muy bien! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte a comentar, Javier.
      Me alegra mucho que te haya gustado este relato, fue difícil encajar tantos elementos, pero tomarlo como reto también aviva la imaginación.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Muy buen relato me sorprendió el final te mando un beso

    ResponderEliminar
  4. Otras que bueno! Me ha encantado, quería seguir leyendo más! Felicidades es buenísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que encuentres por aquí más relatos que te gusten :)

      Eliminar
  5. Cuánto sacas de tan poco Auxi. Me ha gustado mucho y el final me arrancó una sonrisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Valentín! Este reto de escritura en concreto me está inspirando mucho. Me alegra que te haya gustado :)

      Eliminar
  6. ¡Hola! Estás consiguiendo despertar mi interés por este Reto, al final, no sé… igual termino animándome, aunque desconozco si hay opción. Muy logrado tu relato, y eso que no era fácil. Valoro la correcta anexión de elementos, sin descuidar la estructura y, por supuesto, el final --¡aaayyyy, tus finales--. A la trama no le sobra ni le falta. Impactante irrupción, a mano armada, la de ese personaje de apariencia engañoso. No queda más que felicitarte de nuevo. Un abrazo, M.A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Anímate para el reto de diciembre. Puedes participar escribiendo el relato en tu blog y dejando el enlace en la entrada correspondiente del reto en el blog "Acervo de letras". ¡Qué bien que te ha gustado el relato! Y ese final tan paranóico. Gracias por tu apoyo siempre.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. ¡Hola, M.A.! Bueno, un relato muy entretenido en el que nos llevas del terror, con esa presencia en ese espacio cerrado con el trasfondo de una reencarnación, a un final con un giro muy divertido. Desde luego, creo que el reto está más que superado. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad que este reto activa mucho la imaginación y es muy buen ejercicio tratar de unir elementos dispares en una historia que tenga sentido. Aquí me dejé llevar por esta alocada idea y estoy contenta porque ha tenido muy buena acogida.
      Un abrazo :)

      Eliminar