Este diciembre...

29 diciembre 2014

La Bruja Befana


Relato para la iniciativa: Cuéntame tu historia.

(Cuéntame tu historia VII). 

Esta iniciativa consiste en escribir un relato a partir de la descripción de un personaje propuesto.

Cuéntame tu historia VII coincide con la Navidad, y el único requisito es que el personaje esté relacionado de alguna forma con estas fechas.

Para esta ocasión he vuelto a modificar el logo, como en Cuéntame tu historia III (que coincidió con Halloween). Esta vez le ha tocado a la otra imagen :).



Y en cuanto al relato, para éste he escogido a un personaje que desconocía. Es propio del folclore italiano, he estado investigando su leyenda y he decidido hacer un breve relato en forma de cuento a partir de su historia.

Según se mire en una u otra fuente, a veces algunos matices cambian, pero bueno, la esencia termina siendo la misma.


La Bruja Befana.

    Hoy vengo a contaros un cuento navideño, cuya protagonista es una bruja, La Bruja Befana, pues no penséis que solo hay brujas en Halloween, no… ¡También existe una bruja en Navidad! ¿No me creéis? Entonces estad muy atentos a este relato:

    Cuenta la leyenda, que allá en los tiempos de los Reyes Magos, cuando ellos llevaban los presentes a Belén, la mala fortuna hizo que se perdieran por el camino y para poner remedio a tal contratiempo, pidieron ayuda a una anciana. Su nombre era Befana. Desconcertados, llamaron a la puerta de su casa y le pidieron que se uniera a ellos y les acompañase para poder encontrar de nuevo el camino. Sin embargo, la anciana se negó, no mostrando precisamente demasiada cortesía.

    Los Reyes Magos terminaron por marcharse y la anciana se arrepintió por su decisión. Por lo tanto, quiso enmendarla. Tomó una cesta y la llenó de dulces. Acto seguido, abandonó su casa y salió a buscarles, pero nunca los halló. Afligida por lo acontecido, se propuso dejar sus dulces para los niños en cada casa que encontraba con la esperanza de que alguno de ellos fuese el Niño Jesús.

    Así pues, desde ese momento, cada noche del 5 al 6 de enero la vieja Befana llena su canasto de dulces, monta en su escoba y visita las casas de los niños, dejándoles regalos y caramelos, en una eterna búsqueda del perdón.

FIN
_______________________________________________________

Por último, quiero darle las gracias al blog: No todo lo que sueñas es fantasía por la nominación al premio blogger navideño.


A ver si puedo encontrar un huequecillo antes de que pasen las fiestas para hacer la entrada!

¡Felices Fiestas!

Entradas relacionadas

5 comentarios:

  1. Desconocía por completo la existencia de esta historia. Cosa normal, por otra parte, ya que pertenece a la cultura italiana. ¡Qué curioso! Me ha parecido una especie de truco o trato navideño jaja. Un saludo <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay! ¡La historia me parece muy bonita! Yo tampoco conocía la leyenda, aunque sí había escuchado de la existencia de esta bruja, pero para nada me imaginaba una historia así.

    ¡Muchas gracias por traer un poco de conocimiento cultural a nuestro mundo!

    Y te ha quedado genial el banner ;)

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  3. Primera vez leyendo sobre dicho personaje, pero cómo has narrado su historia me gusta y me ha parecido linda. >w<
    Felicitaciones por el premio :D
    Saludos~

    ResponderEliminar
  4. No la conocía tampoco xD
    Pues me esperaba que fuera a ser mala jaja me ha gustado :)

    ResponderEliminar
  5. Buenas :)
    Me he pasado por tu blog al verlo en la iniciativa "Cuentame tu historia" y me encanta :)
    Preciosa la historia de la Bruja Befana, en serio. Corta pero bella.
    Volveré :D
    Besoss

    <3

    ResponderEliminar