Este diciembre...

29 noviembre 2014

Relato: La desaparición de Kalen


Relato para la iniciativa: Cuéntame tu historia.

(Cuéntame tu historia III). 

Esta iniciativa consiste en escribir un relato a partir de la descripción de un personaje propuesto.

Como Cuéntame tu historia III coincidió con Halloween la propuesta fue la siguiente:

-Se debe escribir un relato de terror, miedo, fantasía, relacionado con Halloween.
-Se proponen varios personajes y se puede elegir uno o varios.




*Me he tomado la libertad de hacerle una pequeña modificación al banner original para esta ocasión para darle un aspecto "halloweenesco" ;P.


Aquí va mi relato:
 La desaparición de Kalen.

En el pueblo no se habla de otra cosa: la desaparición de Kalen. La gente se pregunta qué ha sido de él, dónde se encuentra, si estará bien o si algún día volverán a verle. Sin embargo, yo sé lo que sucedió porque lo pude presenciar. Ocurrió la noche de Halloween, pero podría haber ocurrido cualquier otra, porque no importa en qué momento sea, el peligro siempre está presente en esa isla. Por eso ya nadie quiere acercarse a ella. El farero abandonó el faro y tuvieron que construir otro en la costa. Los pescadores ya no quieren acercarse por aquellas aguas…

Yo había vuelto al pueblo después de varios años porque añoraba la vida allí. Fue entonces, mientras transitaba entre los edificios, cuando encontré a Kalen: un chico alto, moreno y delgaducho que llamó mi atención porque era la única persona que, como yo, deambulaba sola aquella noche. Decidí seguirle y sus pasos nos llevaron hasta los muros del cementerio. Su ritmo era ligero y firme, parecía tener prisa por querer llegar a algún sitio, pero repentinamente su marcha se vio interrumpida por unos extraños ruidos al otro lado del muro. Debo reconocer que cualquier otro se habría asustado, pero él se detuvo y se acercó a una pequeña puerta enrejada para mirar al interior. Se quedó observando un buen rato. Yo sentí curiosidad sobre qué llamaba su atención y también eché una ojeada. En esos momentos Kalen y yo fuimos testigos de algo que jamás debimos ver: las fechorías de un grupo de jóvenes, ataviados con recargados disfraces, que temieron ser descubiertos y se dirigieron hacia él con despiadadas intenciones, no quedándole a Kalen más remedio que salir huyendo.

La persecución nos llevó hasta el embarcadero. Con el fin de escapar, Kalen montó en una barca y yo con él, justo cuando estuvieron a punto de atraparle. Kalen puso el motor en marcha y nos adentramos en la oscuridad de las aguas. No se veía nada, por suerte en la embarcación habían dejado un pequeño farol y él lo utilizó para arrojar su tenue luz sobre nosotros.

Nunca pensé que pretendiera acercarse a la isla. Nadie lo haría, pero sus perseguidores le esperaban en el embarcadero y él no veía el momento de detener el motor. Yo también estaba atenta a lo que acontecía y cuando nos alejamos lo suficiente, antes de que nos percatáramos, comenzamos a oír una voz dulce y embriagadora voz que enseguida hipnotizó a Kalen, como lo hizo con mi padre aquel día. Mi nuevo amigo se vio irremediablemente atraído también por ella y puso la embarcación rumbo a las peligrosas costas de la isla.

Traté yo de decirle una y otra vez que no lo hiciera, pero no podía escucharme. Le decía que se alejara, no obstante, mis palabras no llegaban a sus oídos.

Cuando la embarcación llegó a la escarpada y rocosa orilla, quedó muy perjudicada. Kalen corría peligro y fue gracias a mí que sobreviviera al impacto. Aún así, ya era demasiado tarde. Era cuestión de tiempo. Traté de avisarle, pero por mucho que gritaba, mis palabras se perdían en el viento. Él solo podía escuchar esa dulce melodía que le atrajo y yo me estremecía de terror con solo pensar en su procedencia.

Tras las rocas, ella le observaba. Le hacía ver que cantaba para él. Mostraba la mitad humana de su cuerpo. Extendía una de sus manos hacia Kalen, como una vez lo hizo con mi padre. La oscura brisa de la noche acariciaba sus cabellos, del color del más cristalino de los mares. Sus verdosos ojos carentes de pupilas se clavaban en los de Kalen. Su canto y su belleza le atraían sin remedio a sus garras.

Yo temía que pasara de un momento a otro, él no pudo escuchar mis advertencias. Ya era tarde. Cuando se acercó a la sirena y sus manos se tocaron, ésta salió de su escondite, mostrando su verdadera apariencia. Desplegó las enormes alas de su espalda y dejó ver su otra mitad, la mitad de ave. Se abalanzó hacia Kalen. Sus hermanas acudieron volando desde los rincones más sombríos. Entre todas lo devoraron. Arrancaban su carne cruelmente, sus huesos no tardaron el tomar contacto con el exterior y, en cuestión de pocos instantes, fueron lo único que quedó de él en la orilla, junto con los huesos del resto de víctimas. Junto a los huesos de mi padre y los míos.

Por eso decía que sé dónde está Kalen. Ahora sus huesos descansan junto a los nuestros.

Nunca me escuchan cuando trato de avisarles…

FIN

________________


Estos son los personajes que elegí:

Ficha del personaje:
Nombre: Suria.
Característica: sirena.
Físico: 
-Humana: a vuestra elección.
-Sirena: cabello entre verde y azul, ojos sin pupila, verdes. El resto de características se pueden    elegir.
Situación: no te dejes engañar por su belleza. Estas criaturas no son lo que parecen y en la noche de brujas, donde todo vale, su poder es más fuerte. Ten cuidado.


Ficha del personaje:
Nombre: Kalen
Físico: alto, delgaducho, moreno.
Personalidad: solitario, emocional.
Situación: en la noche de Halloween, pasea por el cementerio. Y ve algo que no debería haber visto.


Ficha del personaje:
Nombre: Enya.
Característica: fantasma de una niña.
Situación: su aspecto incorpóreo vaga sin descanso, atado a un pasado que no puede olvidar. A un pasado horrible que quedó grabado en su mente.


Y sobre la sirena...
Para este relato he elegido otra versión distinta a la sirena en la que solemos pensar, es decir, la sirena de la mitología griega, ya que su aspecto siempre me ha parecido más inquietante.


"Según los mitos originales se trataba de seres con cuerpo de pájaro y rostro o torso de mujer, que se distinguían por su voz musical, prodigiosamente atractiva e hipnótica. las sirenas adquirieron un carácter maligno de matiz monstruoso, pues el influjo irresistible de su canto llevaba intencionadamente a la perdición. .Las naves que se acercaban a su isla acababan estrellándose contra las rocas y ellas devoraban a los marineros, dejando la costa repleta de huesos".

Imagen: Estatua funeraria de sirena, c. 370 a.C., Museo Arqueológico Nacional de Atenas. 



Y esto es todo. Próximamente: mi relato para Cuéntame tu historia IV.

Entradas relacionadas

5 comentarios:

  1. Ay dios, qué genialidad *^* Me ha gustado muchísimo, sobre todo que escogieras la versión alada de las sirenas, eso le ha dado un toque diferente a tu relato y muy inesperado. Me ha encantado. Y tu currada de banner ¡ha sido maravilloso! En serio, enhorabuena <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola de nuevo! Aprovecho para decirte que te hemos nominado <3 http://notodoesfantasia.blogspot.com.es/2014/11/premios-tag.html ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso¡¡¡ estaré encantado de leer el texto¡¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. El final del relato me ha maravillado, la verdad es que no me esperaba eso de los huesos... Tiene mucha intriga esta historia, ¡es fantástica!

    Y también me ha encantado lo que has hecho con nuestro banner, ha quedado muy chulo y no se nota que está modificado :)

    Bss!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestras opiniones y comentarios! :)

    ResponderEliminar