25 marzo 2021

Microrrelato: Cría cuervos...


Mi microrrelato con el título Cría cuervos... fue publicado en la Antología "Érase una vez un... microcuento II", resultante del certamen organizado por Diversidad Literaria en el año 2014.



Podéis leerlo a continuación:

Mª Auxiliadora Álvarez Rodríguez, España
Cría cuervos...

Los cuervos tenían hambre y el espantapájaros no les permitía acercarse a la cosecha. Entonces, decidieron pedir ayuda a las liebres y conejos, compulsivos comedores heno (parecido a la paja de la que estaba hecho su enemigo). Los expertos mordedores lograron deshacerse del espantapájaros. Los cuervos lo celebraron, ¡pero no fueron ellos los que se quedaron con la cosecha!



¿Cómo se me ocurrió la idea?

Es curioso cómo se me ocurrió esta idea. Fue gracias a mi bichillo, Chopi


La cosa es que los conejos, por instinto, son muy asustadizos. Sin embargo, un día, viendo una película de terror sobre un espantapájaros, en una escena en que los protagonistas humanos huían de él, dije: "¡Pero este ser no le daría miedo a Chopi, ni a los conejos, porque está hecho de paja y ellos comen heno! Se tiene que estar riendo para sus adentros con esta peli".


Esta idea, sumada a que los conejos son muy inteligentes, dio pie a que se me ocurriera este microcuento. Hasta hice una imagen con él de fondo y el micro je, je, je.

Por otra parte, el título del cuento tiene su doble sentido.

¡Más espantapájaros!

Más adelante, también escribí un relato de terror titulado El Joven Espantapájaros que fue adaptado a ficción sonora por Terror y Nada Más, la cual podéis escuchar en Ivoox:




Que los pájaros picoteasen la cosecha era le menor de los problemas de Víctor...

🔎 Un nuevo caso de Sigmund...

-Actualización (28/5/21)- 
Un microrrelato que he escrito para el microrreto fobias de El Tintero de Oro. Sigmund, protagonista de mi novela Casos descartados debe enfrentarse a otro caso insólito rechazado por la comisaría. Esta vez... se trata de un espantapájaros.


Leer:



Otros microrrelatos publicados con Diversidad Literaria:

Imagen de portada del post:  Willgard Krause en Pixabay

Entradas relacionadas

14 comentarios:

  1. Wowww eso es genial :D
    Te nomine a los premios Liebster. :D

    ResponderEliminar
  2. Otra feliz coincidencia. Me acordaba muy bien de este relato, no,no me había olvidado de él, creo que me dejó huella la moraleja. Lo que no reconstruía a estas alturas es que fuese tuyo. Me alegra volver a repasarle.
    Yo, participo con "Escritura cuneiforme".
    Mari Carmen C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que coincidamos en otra antología! Yo también leí el tuyo, el título me llamó mucho la atención (por mi interés en la historia) El título de tu micro me llamó mucho la atención (por mi interés en la historia) y lo que me ha sorprendido es que he encontrado una moraleja en sí, adornada de una imagen que se imagina al decir que la escritura es cuneiforme. Es decir, me he imaginado una escritura antigua que no puedo traducir, pero que si pudiera leerla me transmitiría lo que describes. Me ha parecido muy curioso. Y sobre todo, sí que es verdad que la vida hay que tomársela con mucha filosofía jejeje.
      Un saludo :)

      Eliminar
  3. Buen relato, el final me gusto. Ademas del conejito que te sirvió de musa . Es adorable te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias, J.P. Chopi me inspira mucho y además tiene un carácter muy particular jejeje. Me alegra que te haya gustado el relato.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. ¡Hola, M.A.! Cría cuervos que te sacaran los ojos, un refrán que podría cambiarse por un pide ayuda a un conejo que te dejará sin almuerzo, je, je, je... Y es que quien algo quiere algo le cuesta en el caso del micro enfrentarse al espantapájaros para ganarse el heno. Estupendo micro. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias, me alegra que te guste el micro. A veces vienen la ideas de la forma que menos te esperas jejeje.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. ¡¡Hola M.A!! Siempre me alucinas con tus inspiraciones, recuerdo otras como una foto que te inspiró en otra ocasión. Y ya ves, ahora ha sido tu lindo conejito, tan inocente y se convierte en un comedor de espantapájaros, ja, ja. Maravilloso. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, la foto que mencionas creo que fue una que hice en una gasolinera, por la noche, en medio de la nada, donde había como un parque infantil sumergido en la más completa oscuridad. Paramos un momento allí porque era un viaje largo, y encima al salir de la gasolinera en el gps de Google Maps ponía "carretera desconocida". Desde luego, una situación muy inspiradora para un relato de terror :p. Lo tengo pendiente todavía.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Excelente tu trabajo!! que bien se te dan las palabras, te felicito y muy original tambien.
    Gracias, saludosbuhos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por tus palabras. Me alegra mucho que te guste el relato.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Que belleza de conejito! Que buena vuelta de turca a la historia de los cuervos y el espantapájaros. Me encanto que contaras como se origino la historia. Tan cortito como precioso! Te admiro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Fernando. A veces, me parece curioso contar cómo se me ocurren las ideas, sobre todo si son anécdotas como estas jejeje.
      Un abrazo :)

      Eliminar