12 enero 2019

Mis curiosidades: Exposición Arte y Mito, los dioses del Prado en CaixaForum Sevilla

Por mi gusto por la historia, el arte y la cultura en general, nace en mi blog la sección Mis curiosidades en la que iré recogiendo entradas con temáticas relacionadas.
Además, todo esto supone una gran fuente de inspiración y documentación para mi escritura :)

Recientemente acudía a esta exposición en CaixaForum Sevilla y todavía está vigente. De hecho se podrá visitar hasta el 31 de marzo de 2019.

La exposición nos muestra una visión a los mitos a través del arte, sobre todo de la pintura. Está integrada exclusivamente por obras del Museo del Prado, fechadas entre los años centrales del siglo I a. C. y finales del siglo XVIII.

Imagen de la web Caixaforum.es

Los mitos son relatos que recogen historias de dioses y semidioses y su relación con los hombres.

Y estos se hallan presentes en todas las culturas y sociedades antiguas. Tradicionalmente se transmitían de forma oral, modificándose paulatinamente con nuevos añadidos y diferentes versiones.

Los protagonistas de estos mitos eran principalmente los dioses del Olimpo, que además de regir el destino de los hombres, bajaban a la Tierra e interactuaban con ellos. Sus historias también servían para explicar todo tipo de fenómenos de la naturaleza o del universo que les rodeaba.

A lo largo de la historia, la mitología clásica ha sido una constante fuente de inspiración para numerosos artistas, y esas fabulosas narraciones quedaron recogidas en piezas cerámicas, bloques de mármol o lienzos.

La exposición recoge obras de artistas como Francisco de Zurbarán, José de Ribera, Pedro Pablo Rubens, Michel-Ange Houasse, Francisco Albani, Corrado Giaquinto o Leone Leoni.

Imagen de la web Caixaforum.es


Me gustaría hablar de cada una de las obras que vi en la exposición, pero aunque me ha sido muy difícil elegir, os comento brevemente a continuación tres de las piezas que más me llamaron la atención:

La caída de Faetón

Jan Carel van Eyck



1636-38. Óleo sobre lienzo.

Faetón era hijo de Febo, el Sol, y la oceánida Climene. No conoció la identidad de su padre hasta llegar a la adolescencia. Entonces se presentó ante él y le pidió que le dejara conducir su carro durante un día. Al hacer caso omiso de sus advertencias, estuvo a punto de causar grandes desgracias en su recorrido por el cielo, por lo que Júpiter lo fulminó con su rayo para evitar males mayores. 


***

Me fijé especialmente en esta obra por su dinamismo. Me parece fascinante el arco que describen los caballos al caer hasta la curiosa vista del último equino desde abajo. El protagonista también tiene una pose que le otorga mucho movimiento a la pintura. El color cálido de su toga hace que destaque del resto de la composición e indudablemente queda en primer plano.



Perseo y Andrómeda

Tiziano



Siglo XVI. Óleo sobre lienzo.

Tras acabar con Medusa, Perseo encontró a la bella Andrómeda, hija de los reyes de Etiopía, encadenada a una roca a la orilla del mar y a punto de ser devorada por un terrible monstruo marino. Era un castigo impuesto por Poseidón porque la madre de Andrómeda se había jactado de ser más bella que las Nereidas.

***

En esta obra mis ojos se fijaron especialmente en el monstruo marino, que además ocupa prácticamente el centro de la composición. Siempre me han llamado la atención las historias sobre el mar y los monstruos fantásticos surgidos de ellas. Bajo la imagen del cuadro he puesto el fragmento de la criatura oceánica para verla con más detalle. Sin duda, gracias a sus feroces fauces habitadas por colmillos y dientes puntiagudos y su cola retorcida, se gana el título de "terrible monstruo marino".



El incendio de Troya


Francisco Collantes



Primera mitad del siglo XVII. Óleo sobre lienzo.

Fingiendo renunciar a su asedio a Troya y volver a su patria, los griegos dejaron en el lugar donde había estado su campamento un gran caballo de madera. Los troyanos creyeron que era una ofrenda a atenea y lo introdujeron en la ciudad. Poco después, los soldados griegos escondidos en su interior abrieron las puertas de la muralla a sus compañeros y Troya fue arrasada y destruida en un gran incendio.

***

Otra magnífica obra. Se puede apreciar un gran contenido en detalle tanto en su parte arquitectónica como en las masas humanas en varios planos. Una pintura para estar observándola un buen rato y apreciar cada rinconcito de la misma, ¿verdad? También me llama la atención cómo el suelo bajo el caballo carece de detalle para que así pueda distinguirse bien la figura de la composición que la rodea.




Y esto es todo. Espero que os haya gustado compartir conmigo este pedacito de la exposición.

¡Muy muy recomendable!


Entradas relacionadas

5 comentarios:

  1. ¡Y tanto que muy recomendable! La verdad es que da envidia todo lo que se puede disfrutar, que entiendo por lo que has contado que ha sido de lo más interesante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lindas obras, pero sera por que la historia me gusta mucho adore la de Teseo y Androemeda. Te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola M.A!! Preciosas obras, y más cuando te explican de qué van, ja, ja. En serio, son una maravilla. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea esta nueva sección. Tengo preferencia por los mitos, me gustan como inspiración para las artes. Muy bien tus explicaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Me gusta mucho “Mis Curiosidades. Además de informar con rigor de los detalles de la exposición vigente donde se contemplan, qué bueno que la ocupen curiosos personajes mitológicos esta vez. Tanto en su versión pictórica, cerámica, arquitectónica o marmórea, destacando la gran relevancia que han marcado y marcan en el camino histórico de la inspiración. Y sí, la mitología, alegórica y significativa, es sin duda arte puro y duro del cual tenemos mucho que aprender.
    El primer cuadro que destacas me queda como más lejano. De la historia de Perseo y Andrómeda leí algo a través de la leyenda de Medusa, que siempre me ha interesado bastante. El más conocido y estudiado para mí, y creo que para muchos —tal vez por lo que representa— es El incendio de Troya. En fin, valioso repaso genérico, e informativo como digo, el que haces del tema.
    Un placer compartir contigo este pedacito de exposición. Bien documentada la entrada, claras y sencillas las explicaciones, te felicito muy sinceramente. Un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar