19 septiembre 2018

Mis curiosidades: Moneda conmemorativa de Xiuhtecuhtli

Por mi gusto por la historia, el arte y la cultura en general, nace en mi blog la sección Mis curiosidades en la que iré recogiendo entradas con temáticas relacionadas.
Además, todo esto supone una gran fuente de inspiración y documentación para mi escritura :)

El mes pasado comencé una nueva sección titulada “Mis curiosidades”, inaugurándola con mi Visita a las Ruinas de Baelo Claudia, un fantástico enclave en Cádiz. 

Pero en esta ocasión no voy a hacer referencia a un lugar, sino a un objeto: La moneda conmemorativa de Xiuhtecuhtli.

Xiuhtecuhtli es un dios de la mitología azteca, Espíritu del fuego y el calor. Era representado con un rostro rojo o amarillo y con aspecto de hombre anciano. Cuando el xiuhmolpillo (periodo de 52 años) llegaba a su fin, los humanos temían que los dioses se apartasen de ellos, dejándolos a su suerte. Para evitar esto, se celebraban festines en honor a Xiuhtecuhtli y se realizaban sacrificios humanos en los que se le extraía el corazón a un cautivo.


La moneda conmemorativa de Xiuhtecuhtli

Dicha moneda forma parte de una colección de tres monedas conmemorativas que el Banco de México puso en circulación en el año 2000. 

Su valor es de 20 pesos y una de sus caras muestra al dios Azteca Xiuhtecuhtli en la ceremonia del fuego nuevo. En este caso, dicha iconografía no hace referencia únicamente al pasado, sino también al cambio de siglo. Siendo este dios la personificación del paso de la oscuridad a la luz, del frío al calor, y de la muerte a la vida, representa que el nuevo siglo traerá nuevas experiencias y conocimientos.

Esta es la fotografía que he tomado de mi propia moneda:



Se pueden ver algunos detalles como el texto alrededor de la figura: "Fuego nuevo", "Xiuhtecuhtli" y "$20".  Más hacia fuera, también se lee "Año 2000". Igualmente, observamos la imagen de Xiuhtecuhtli sosteniendo el fuego.

***

He querido mostraros la moneda y dedicar un post de la sección Mis curiosidades a este tema porque en una de mis novelas, hago referencia a este dios mitológico (seguro que algun@s de vosotr@s ya lo habéis visto).  Mi moneda conmemorativa fue un regalo muy especial de mi marido tras la publicación del libro :)



Fuente de la imagen de portada: Wikipedia.

Entradas relacionadas

8 comentarios:

  1. Es una moneda muy interesante. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta sección!! No sabía que la habías creado (tengo la lectura de blogs algo atrasada xD) y tampoco sabía que tenías esa moneda :D ¡que guay! ¿Cómo la consiguió? Me parece una chulada. Un día me la enseñas, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me animé a crear esta sección hace poquito, de hecho el mes pasado. Hay muchas cosas que me resultan interesantes y que me gustaría compartir :).
      La moneda la consiguió buscando por internet y gracias al coleccionismo jejeje, ¡Te la enseñaré!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Qué cosa más guapa has preparado esta vez para la bien llamada sección Mis curiosidades. Oyes sí, curiosa historia, me ha gustado mucho. De estas culturas Inca, Maya o Azteca siempre hay algo interesante que aprender. Me intriga conocer las otras dos monedas conmemorativas, si están en circulación en México desde el año 2000 no tendría que ser difícil. Por cierto: la propiedad de la moneda despierta envidia (sana). Qué regalo tan original; precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegra que te haya parecido interesante. Las otras dos monedas conmemorativas tienen las siguientes imágenes: un calendario azteca y el rostro de Octavio Paz (Premio Nobel de Literatura 1990).
      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. ¡¡Hola M.A!! Preciosos regalo, sin duda. Este dios azteca, el dios de la hierba, pues contaban los años por la recogida de la hierba, y este, era el Dios del año, de los días, muy recogida su figura en películas, animaciones y fácilmente reconocible, pero de difícil nombre, ja, ja. Pues ya sabes, a guardar esta moneda conmemorativa muy bien. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! El nombres es difícil de escribir y de decirlo jejeje. Al final, a base de escribirlo en mi novela y leerlo una y otra vez me acostumbré, pero de entrada es complejo (también hay un guiño sobre esto en el libro).
      Un abrazo :)

      Eliminar