11 abril 2019

Mis curiosidades: Visita al Palacio de la Condesa de Lebrija en Sevilla

Por mi gusto por la historia, el arte y la cultura en general, nace en mi blog la sección Mis curiosidades en la que iré recogiendo entradas con temáticas relacionadas.
Además, todo esto supone una gran fuente de inspiración y documentación para mi escritura :)

En esta nueva entrada que pertenece a la sección MIS CURIOSIDADES, voy a hacer referencia una vez más a un lugar que se encuentra en Sevilla, en esta ocasión a La Casa Palacio de la Condesa de Lebrija. Actualmente, el Palacio vuelve a estar abierto al público y hace unos meses, acudí a visitar este espléndido rincón histórico por primera vez.

A continuación os cuento algunos datos y os muestro algunas de las fotografías que realicé. ¡Acompañadme! 


Origen e historia

El Palacio de Lebrija data del siglo XVI, pero realmente comienza a cobrar vida cuando en 1.901 Dª Regla Manjón Mergelina, Condesa de Lebrija, compra y restaura la casa familiar durante trece años.

Dª Regla Manjón, fue una ilustre dama, culta y apasionada por la arqueología. Fue la primera mujer académica de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y dos años más tarde fue elegida académica correspondiente por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Desde 1.922 formó parte de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de la Provincia de Sevilla.

El Palacio cuenta con una superficie de dos mil metros cuadrados y dos plantas: la planta alta (vivienda de invierno) y la planta baja (vivienda de verano).

En la visita al Palacio es posible admirar en sus salas la sorprendente colección de restos romanos, griegos, la galería de la plata alta, salas hasta ahora no mostradas y multitud de piezas únicas como los bargueños de la Duquesa, un Van Dick o un cuadro de la Escuela de Murillo.

La fachada que se puede observar hoy en día es la propia del siglo XVI. El Palacio está situado en la Calle Cuna en el centro de Sevilla.



Piezas históricas

A principios del siglo XX, surgió un gran interés por el coleccionismo antiguo. En la planta baja se pueden apreciar verdaderos tesoros artísticos, desde la colección de mosaicos romanos hasta piezas arqueológicas de diferentes épocas y culturas. Además, podemos hallar elementos procedentes de diferentes periodos como zócalos de azulejos sevillanos que pertenecían a un convento en ruinas o el artesonado de un palacio de Marchena. Dicha planta está compuesta por varios salones y patios , donde se encuentran los restos arqueológicos y colecciones.

La primera imagen de esta entrada pertenece al Patio Central de la planta baja. Se puede observar en ella el mosaico del dios Pan en el suelo y los arcos que conforman las galerías del patio. 


Mosaico del dios Pan


Este enorme mosaico, dedicado al dios Pan cortejando a Galatea, fue hallado próximo al anfiteatro de Itálica (Santiponce) en el año 1.914.


Vitrinas


Muchas son las vitrinas que adornan las salas de la planta baja. Estas contienen elementos grecorromanos de extraordinario valor, representaciones mitológicas, restos de Itálica, instrumentos de músicas, dados labrados en marfil, etc.


Torso


En la entrada del salón de Hermes podemos encontrar un torso que fue hallado en una casa de Santiponce, colocado sobre un antiguo brocal de pozo que le sirve de pedestal. Este torso se atribuye a un Apolo cazador o a la figura de Hermes.



Sala octogonal




La Condesa de Lebrija fue la primera persona que puso en práctica técnicas modernas de extracción y restauración, pero además, no dudó en derribar y rehacer muros de su casa para que cada mosaico se instalara con sus dimensiones originales. Una de las principales piezas de la colección es el pavimento de este patio octogonal, para el que remodeló la habitación.
Fue su primer mosaico adquirido de la antigua ciudad romana de Itálica en el año 1.901.


Arte oriental


Destacan los arcos de traza árabe que adornan el patio central, pero además el Palacio posee en su colección artística e histórica antiguos elementos decorativos de origen árabe y persa.



La planta alta



En la planta alta se muestran las estancias mantenidas tal como vivía la familia, hasta que falleció el último Conde de Lebrija en 1.999.  En esta planta se exponen objetos comprados por la condesa durante sus viajes y se pueden ver numerosas habitaciones, como una magnífica biblioteca con más de 4.000 volúmenes.

En la visita, no se pueden realizar fotos ni vídeos en la planta alta, por lo que no tengo ninguna imagen para mostraros. Pero sí que podéis verlo en el siguiente vídeo. Se trata de un breve documental de dos minutos y medio.




Y esto es todo. Espero que os haya gustado este vistazo a la Casa Palacio de la Condesa de Lebrija en Sevilla :)



Entradas relacionadas

4 comentarios:

  1. ¡¡Qué chulo, M.A!! Con lo que me gustan a mí estas cosas, hubiera disfrutado muchísimo en la visita. Gracias por las fotos y por el vídeo. Me ha encantado, si vuelvo a Sevilla, sin duda, no me lo perderé. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ala! ¡Qué chulo! No tenía ni idea de que existía :O
    He visto la fachada pero no sabía que era así por dentro ni que podía visitarse. A ver si algún día saco tiempo y lo visito, porque tiene una pinta estupenda y cosas muy chulas :D

    ResponderEliminar
  3. Lindo lugar gracias por mostrarnos. Ye mando un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué buena entrada has preparado, una vez más, en esta sección. Queda bien detallada la estructura, estilos y arquitectura del Palacio. Se aprecia bastante bien conservado, y eso que data del siglo XVI. Cayó, menos mal, en buenas manos. Gran amante del arte y su restauración, la Condesa de Lebrija. Me han gustado, en general, las fotografías y la precisa descripción que de ellas haces. Impecable trabajo, te felicito como siempre. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar