16 julio 2017

Reseña: Homo, El río perdido

Homo, el Río Perdido es una novela de Jose Enrique Díaz Martín.

¿De qué trata?

SINOPSIS
Un hombre que guarda un asombroso secreto tiene ocasión, por azar, de ajustar cuentas con el pasado y dar un impulso definitivo a la aventura que le ha obsesionado toda su vida; una búsqueda que lo es a la vez de sus raíces, del sentido de su actos y de su destino; una exploración que pasa por comprender qué nos hace lo que somos y quienes somos desde el mismo germen del concepto de humanidad, y que no teme descender a la naturaleza más animal para remontar desde allí un camino que permita comprenderlo todo de uno mismo.

La novela se puede adquirir en Amazon, tanto en papel como el digital:

El autor

José Enrique Díaz nació en 1965. Es Licenciado en Periodismo, Doctor en Filología Hispánica, Profesor de Literatura y escritor. En el año 1998 ganó el concurso de relato breve de EL PAÍS Digital y en el año 2003 el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga publicó su trabajo Cervantes y la magia en El Quijote de 1605.

Podéis conocer más sobre él en:

Twitter: https://twitter.com/EnrijoDi
(Donde además se puede comentar su libro con el Hsgatag: #homoelrioperdido).

En las páginas:
http://escaparateliterario.com/joseenriquediaz
https://pescandoentrelibros.wordpress.com/

O en una entrevista reciente, realizada por Delia Roca:
http://www.deliaroca.com/jose-enrique-diaz-martin/


Mi opinión sobre la novela

Se trata de una novela con dos protagonistas: Ignacio De y el mono (llamémoslo así, pues jamás se sintió identificado con ningún nombre que le pusieron).

Ignacio De, un personaje muy capaz de conectar con el lector, busca resolver el misterio del origen de su peculiar apellido "De", que también es el nombre de su pueblo natal y un río todavía no descubierto cercano al lugar. Cuando era niño, se marchó del pueblo y la vida lo envolvió: su trabajo como escritor, la relaciones con aquellos que le rodean... Pero a pesar del paso del tiempo, nunca olvidó su propósito de encontrar aquel río legendario.

Por otra parte, tenemos a su segundo protagonista, el mono. Un personaje que le otorga un gran peso al argumento y a la novela, pues su carácter estrafalario, sabio, altivo, temperamental y divertido lo convierten en un personaje envolvente, muy muy carismático y del que ya no quiero contar más para que los lectores que no hayan leído esta historia puedan asombrarse tanto como yo. Pues es verdad que es un personaje capaz de despertar la más profundo de las impresiones, tanto en el propio mundo del libro, como al lector.

Una de las características que más me ha gustado de la novela son las continuas reflexiones tanto del mundo animal como del mundo humano. Estas son algunas de las citas que me gustaría destacar:

Esta primera es sobre Ignacio, de profesión escritor:
"Las contradicciones. Muy moderno. Lástima que él no fuera escritor de ficción. Según sabía, y le constaba haber leído, del drenaje de aquellos demonios familiares habían salido muchas buenas novelas. Se les explota como esclavos, se les da una importancia o un significado que no tienen, se les confina en una narración y se tira la llave. No es mala terapia."
Una segunda cita, los zoológicos:
"zoológico. Llevado del aburrimiento, autoindulgente, acrítico, compró una entrada y se puso a caminar por los senderos entre las celdas con incipientes arrepentimiento y vergüenza, guiado vagamente por el azar y un mapa muy coloreado con caricaturas de animales sonrientes. ¿Qué razón, qué argumento permitía hoy en día la existencia de aquel penal? Contempló al paso a los animales: leones aburridos, pandas rojos, roedores y peces indiferentes, naturalmente inquietos o pasivos, ungulados que no parecían haber superado el miedo, la suspicacia, la indignación por encontrarse allí encerrados."
Aceptación:
"Se dio cuenta (recordó haberse dado cuenta) de que eso es lo único que nos pide la vida, que nos exige sin discusión posible: aceptación." 

Los actos:
"Recuerda, recuerda, recuerda que hagas lo que hagas, te arrepentirás, y hagas lo que hagas, acertarás, porque el acierto y el error son lo mismo: vana opinión." 

Éstas y otras expresiones dotan al libro de mucho interés, que unidas a las historias de los dos protagonistas en torno al misterioso río, las aventuras y desventuras, el presente y el pasado, los recuerdos, la búsqueda personal...  hacen que esta novela tenga una trama muy atrayente. El final, la forma de resolver el argumento, está muy bien conectado y tengo también que reconocer que ciertos fragmentos de la novela me han causado cierto impacto.

En definitiva, una lectura recomendable con un argumento muy peculiar. Una historia en el que el realismo combina muy bien con un toque fantástico o teórico, con un estilo muy personal.

Entradas relacionadas

1 comentario:

  1. Interesante novela, hasta los personajes parecen ser seres curiosos, ideales para una novela así. Me pregunto si al final encontrarán ese río perdido. Besitos.

    ResponderEliminar