09 junio 2017

Microrrelato: Aye-Aye



Microrrelato para la iniciativa: Reto: 5 líneas.  Junio 2017.

Se trata de un reto planteado por Adella Brac en su blog. Consiste en escribir cada mes un relato de 5 líneas que incluya las tres palabras propuestas, escogidas al azar.

Las palabras de este mes son:
Tumbó, malestar y señaló


Y recordando una leyenda, este es el relato que se me ha ocurrido:

Aye-Aye

Ya le advirtieron sobre la terrible maldición que era capaz de imponer aquella criatura, pero le venció su incredulidad. Cuando se topó con ese ser, una cálida noche, sus inquietantes ojos saltones y amarillentos, insertados en una espeluznante y oscura faz, se fijaron en los suyos. Entonces, le señaló con una de sus largas garras y súbitamente sintió un profundo malestar. Se tumbó en el suelo… y jamás volvió a levantarse.


También podéis leer los relatos de los participantes de este mes en el siguiente enlace:
http://adellabrac.es/reto-5-lineas-junio-2017/



Sobre el aye-aye

Cuando vi este mes las palabras propuestas en el reto, enseguida recordé la leyenda del aye-aye y decidí basar el microrrelato en él. La verdad es que le vienen como anillo al dedo jejeje.

¡Dejad que os cuente!

El aye-aye es considerado uno de los animales más raros del mundo y no solo eso, sino que la leyenda en torno él que perfectamente puede encajar en el género de terror. Este animal es originario de Madagascar y está emparentado con los lémures. Parece ser que por su apariencia se le considera el responsable del origen de la palabra "lémur" que quiere decir en latín "espíritu nocturno". 

El folclore de su región considera al aye-aye una criatura mágica y lo hace protagonista de muchas supersticiones ( por su apariencia, por ser nocturno...). Y aquí va la leyenda de terror:
Su dedo intermedio es más largo y delgado que el resto y en esa anomalía reside el mayor temor de los lugareños. Se dice que si apunta a una persona con él, ésta muere de forma repentina y horrible.
Detalle de lmano del aye-aye, con el delgado tercer dedo y el largo cuarto dedo. Foto: Mark Carwardine

¡Así que cuidado si os topáis con este bicho de las tinieblas!



Fuentes imágenes Aye-Aye: Imagen 1 - Imagen 2

Entradas relacionadas

20 comentarios:

  1. ¡Hola! Qué reto más interesante!! Me gustó mucho lo que escribiste y me encantó cómo lo relacionaste con la leyenda del aye-aye. Me pareció super interesante esta entrada!! Muchas gracias por compartirlas con nosotros♥ Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegra que te haya gustado. Estas curiosidades, como la leyenda del aye-aye, me encantan.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. uy que bichito muy buen relato te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un bichillo curioso, sí... jejeje.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Muy efectivo el relato.
    Interesante para hacer conocer a ese animal y su leyenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Me gustan este tipo de escritos "culturales" en los que se aprende algo nuevo.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Te ha venido la leyenda del Aye-Aye como anillo al dedo, nunca mejor dicho! XD

    Te ha quedado muy bien el relato y la leyenda del Aye-Aye la conocía, pobrecito los bichos... odiados por las supersticiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nunca mejor dicho jejeje. Y es verdad que odiar a un animalillo por una superstición es un poco triste. Esperemos que con el tiempo este tipo de cosas ya no se den tanto, como pasa con los cuervos y tantos otros :S

      Eliminar
  5. ¡Hola! Recuperas interesantes leyendas que siempre enseñan. Había leído sobre los lémures, pero desconocía las oscuras historias que alimenta el Aye-Aye.

    En tu micro le has sacado mucho partido proyectando la esencia misma de la fábula, ya que tejes una trama macabra envuelta en un atractivo suspense que engancha. Has bordado, además, las palabras propuestas. Sí; como anillo al dedo. Sacaste adelante un gran trabajo, enhorabuena.
    Un abrazo.

    Mari Carmen C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras propuestas este mes concordaban perfectamente con esta leyenda y lo tuve clarísimo cuando las vi jejeje. Me alegra que te haya gustado :)

      Eliminar
  6. Como siempre, las palabras muy bien integradas en el microrrelato, dando pie a una historia con solo leer las cinco líneas. Y la historia del aye-aye no la conocía, bueno, ni el animal en si. Es super inquietante el animalejo y esas garras...¡¡uff!! a mi, mejor que no me apunte, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, por si acaso mejor que no apunte a nadie... Y la verdad que inquietante sí que es, con esos ojillos saltones y amarillos. Un animal muy curioso.

      Eliminar
  7. Hola!
    No conocía la leyenda sobre este animal pero me ha parecido realmente interesante, sin lugar a dudas por su apariencia genera supersticiones y de solo verlo ya me dio susto jajajaja.
    El microrrelato te ha quedado genial, me ha gustado mucho como te inspiraste en esa leyenda, además que compartes datos curiosos.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que el animalillo asusta un poco, no vamos a negarlo... La verdad que no parece raro que haya despertado supersticiones. Me alegra que te haya gustado el micro :)

      Eliminar
  8. ¡Hola! Increíble micro, conocía un poco al animal, más, nunca su leyenda y te ha quedado perfecto para el relato.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, como he dicho varias veces, sí que las palabras estaban perfectas para crear un micro sobre esta leyenda. Y la verdad es que el animalillo en sí incluso daría para un relato más largo, sin duda.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  9. Un micro fabuloso e inquietante que aderezado con la historia del aye aye te quedó perfecto.
    Mis felicitaciones.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué miedo, pero qué gran micro! Buen trabajo :)
    Y me ha encantado la explicación posterior, no tenía ni idea de la existencia de ese animal, ¡gracias!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! La verdad es que a veces me gusta mucho escribir sobre algo que pueda descubrir a algunos lectores cosas que no sabían. Sobre todo este tipo de curiosidades.
      Un abrazo :)

      Eliminar