20 septiembre 2015

Romance de un caballero

Relato para la iniciativa: Cuéntame tu historia.

(Cuéntame tu historia XIV). 
Esta iniciativa consiste en escribir un relato a partir de un tema o personaje propuesto.


Para Cuéntame tu historia XIV la propuesta es escribir una historia, plantear nuestra opinión o contar alguna anécdota sobre cualquier tema que gire en torno a la homosexualidad (e incluso la transexualidad, asexualidad, pansexualidad y otras sexualidades).

Se decidió plantear este tema en CTH XIV porque fue la iniciativa correspondiente al pasado mes de julio y el día 1 de dicho mes se celebró el día del Orgullo Gay.

Para esta ocasión he decidido compartir un relato que escribí hace un tiempo para una actividad sobre dicha temática y que todavía no he publicado.

El relato es el siguiente:

Romance de un caballero

    Había sido partícipe de un arriesgado altercado y mientras combatíamos contra el enemigo, fui atacado por alguien que aprovechó las circunstancias para asestarme un cruel golpe. Cuando recobré la consciencia me hallaba solo, tumbado bajo un frondoso árbol, rodeado por un bosque sombrío cuyos habitantes de madera apenas dejaban pasar la luz del sol. Un fuerte dolor se hospedaba en mi testa y otro del mismo grado se alojaba en mi costado derecho.

    Me sentía débil y aturdido, apenas podía moverme. Notaba cómo un manantial bermellón brotaba de mi segunda herida y con las pocas fuerzas que me quedaban, trataba de quitarme la armadura, tarea que me resultaba imposible, pues era imprescindible la ayuda de mi escudero para desprenderme de ella. Con mis manos, envueltas en férreos guanteletes, procuraba una y otra vez sin posibilidad alguna, desatar las correas que sujetaban con fuerza el peto acorazado y tras varios intentos, comprendí que había sido víctima de un cruel infortunio y que todo esfuerzo iba a resultar infructuoso encontrándome en esas condiciones. Me detuve entonces unos instantes y observé a través de la rejilla de mi yelmo, el cual propiciaba una sensación de vacío en mis oídos, provocando una insufrible impresión de encierro que me llevó a comprender que aquella armadura se había tornado una prisión, una cárcel de la que no podía liberarme, convirtiéndome en un cautivo al que no le quedaba otro remedio que esperar su muerte.
    
    Más había algo que me empujaba a hacer un último esfuerzo: Una promesa de regreso. No podía abandonarme a mi suerte todavía, alcé la voz repetidas veces con el fin de pedir ayuda y como si el destino así lo hubiera dispuesto, mi clamor fue escuchado por un joven campesino y solo gracias a él, pude regresar al castillo.

    Muchos me mostraron sus caras de asombro cuando alcancé la fortaleza y pronto supe que el rey organizaría un festejo aquella misma noche para celebrar nuestra victoria, hazaña que desconocía hasta ese preciso momento. Entonces, a pesar de no encontrarme plenamente recuperado, acudí a la celebración. Sin embargo, no eran la gloria, el vino o la comida las razones principales por las que deseaba asistir, mi único motivo era la música… En cuanto alcancé el salón, donde se había dispuesto todo lo necesario para el banquete que nos dedicaba el rey, me dejé envolver por la dulce melodía que resonaba dentro de aquellos muros, cuyo origen se encontraba en las cuerdas de un antiguo laúd.

    Esperé atentamente a que las notas alcanzaran su final y cuando los bufones comenzaron a entretener a los asistentes, me dirigí yo hacia mi juglar. En el instante en que nos reunimos, me obsequió con una afable sonrisa, un gesto suyo que había anhelado mientras me hallaba en tierras lejanas y que temí no volver a ver cuando yacía herido en el frío suelo del bosque. Le pedí que me siguiera hasta un lugar más reservado y en un discreto rincón del jardín, como siempre, comencé mi discurso, halagando su voz y su música y él mantenía su sonrisa, sabiendo que eran palabras que ya le había relatado en varias ocasiones y que con el tiempo, se convirtieron en la antesala de otro tipo de halagos a favor de otras de sus virtudes, que también admiraba.

    Y de esa manera, con el mismo cuidado que otros caballeros pretendían cortejar a las damas que les eran inalcanzables, con esa cautela, procuraba yo galantear a mi juglar.

FIN

10 comentarios :

  1. Hola!
    Awwww me ha encantado ♥ te ha quedado de verdad precioso.
    Me gusto mucho la sutileza que haz manejado y la manera en que dejas las cosas a la imaginación del lector.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Oooh qué chulo!! Me ha gustado mucho >w< es un texto muy cortito pero que puedes entender perfectamente los sentimientos del caballero hacia su juglar ♥

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Me gusta un montón, un texto cortito que me encanta jeje
    Un beso <3.

    ResponderEliminar
  4. Hola! :D Bueno, sé que he estado muy descuidada en la Ohana por lo de la universidad X3 :'C Pero, ahora que es fin de semana me he dado un tiempo para poder pasarme por todos los blogs. :D Me gusta mucho el diseño :D y la historia que escribiste me encantó por el tema. Incluso aunque fue corta la historia a mi me gustó. La forma en la que escribes es muy bonita :3
    Un saludo! y espero poder hacer la primera y segunda entrada de la Ohana este domingo.
    Un saludo! :D Virck

    ResponderEliminar
  5. Holaa^^
    No conocía esta iniciativa... pero la verdad es que se ve muy interesante.
    Además lo de usar este tema porque fuese el día del Orgullo gay me parece una gran idea.

    Escribes muy bien... ademas usas un vocabulario culto que le da una imagen mucho más profesional pero que todo el mundo puede entender... me encanta.

    El relato en si me ha gustado mucho... Sobre todo porque has planteado una relación homosexual en una época del pasado... algo que hasta ahora nunca había leído, siempre eran situaciones que trancurrian en la actualidad.
    Muy original si señor.

    Un beso
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    NO conociía esta iniciativa, pero tu relato salió muy bien

    Vengo de la iniciativa Blogs Asociados, asi que ya te sigo. Te invito a pasar por mi blog, cuando puedas

    Un Besote

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias por vuestros comentarios! Me estáis escribiendo sobre cosas que me interesan mucho como el tema de la sutileza, la extensión, el lenguaje y el contenido. Esto me ayuda mucho para evaluar mejor en relato :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, M.A!

    Me ha gustado mucho tu relato, ¡siento haberlo leído tan tarde!

    Al principio me ha descolocado un poco el relato, era medieval y procurabas utilizar palabras más cultas, y conforme avanzaba el relato se han ido mezclando mejor y han parecido mucho más naturales.

    Me ha gustado mucho cómo le has dado la pincelada que queríamos que tuvieran los relatos de esta entrada de la iniciativa.

    ¡Muchas gracias por seguir escribiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegra verte por aquí de nuevo y que te haya gustado el relato :)

      Eliminar